Iniciar Sesión | Registrarse

HUMEDALES Y

NATURALEZA URBANA,

¿POR QUÉ?


Los humedales son espacios en los que el agua es protagonista.

Pueden estar cubiertos de agua dulce o salada, de forma

permanente o temporal, o almacenar agua subterránea, la cual

puede aflorar a la superficie.


Existen muchos tipos de humedales. Algunos ejemplos son los

lagos, lagunas, ríos, esteros, pantanos, turberas, hualves, marismas,

estuarios, planicies fango arenosas y bordes costeros.


Son ecosistemas que cumplen una serie de roles de

gran relevancia.

Son centros de biodiversidad, almacenan y

limpian las aguas, y ayudan a controlar el cambio climático.


Los humedales urbanos y periurbanos son aquellos que se

encuentran en las ciudades y sus alrededores.


Estos humedales contribuyen a que las ciudades sean

habitables, dado que aportan a:

- Abastecer agua potable

- Filtrar los contaminantes y mejorar la calidad del agua

- Prevenir las inundaciones

- Mejorar la calidad del aire

Existen otros espacios de naturaleza urbana que hacen un

importante aporte al bienestar de los habitantes de las ciudades.


Por ejemplo, las quebradas, el arbolado urbano y los bosques

periurbanos cumplen un rol en la purificación del aire, la

estabilización de los suelos y la regulación de los recursos hídricos.


Adicionalmente, aportan espacios de uso público de alto valor

paisajístico que permiten el ejercicio físico, la relajación, la

contemplación y la socialización, reforzando la integración

comunitaria y la identidad local.

La presión inmobiliaria y el crecimiento desregulado de las

ciudades son las principales amenazas que enfrentan estos

espacios.


Los humedales y espacios de naturaleza ubicados en las

ciudades y sus cercanías están expuestos, por ejemplo, a

los rellenos y talas para el desarrollo de proyectos

inmobiliarios y de obras civiles, drenajes, contaminación de

las aguas y generación de basurales

MAPEO COLABORATIVO

PARA EL DESARROLLO DE CIUDADES SOSTENIBLES

Nuestro país es excepcionalmente

diverso en ecosistemas de humedales.

Las únicas cifras oficiales referentes a la

abundancia de estos ecosistemas en

Chile provienen del Ministerio de Medio

Ambiente. Este inventario tasó en

1.268.100 hectáreas la superficie del país

cubierta de humedales, correspondiente

a más de 30.000 unidades. De ellos, solo

un 3% está protegido.

Sin embargo, las cifras oficiales se basan en

levantamientos a escala regional, excluyendo

un gran número de espacios de humedales

relevantes a nivel local, muchos de ellos

ubicados en las ciudades y sus alrededores.


Con respecto a otros espacios urbanos verdes,

no existen inventarios que nos permitan

conocerlos para poder generar estrategias e

iniciativas de protección.

Para la toma de decisiones informada,

asociada a la gestión y conservación de

estos espacios, consideramos necesario

tomar en cuenta la mayor variedad posible

de organizaciones y personas que puedan

aportar con su conocimiento y visión

respecto de la ubicación de estos espacios,

su valor histórico, las problemáticas que

enfrentan y las iniciativas que se desarrollan

en torno a ellos.